WHATSAPP, ¿OTRO CASO APPLE?: EEUU QUIERE ACCEDER A NUESTRAS CONVERSACIONES

Después de la batalla legal que EEUU mantiene con Apple por intentar tener puertas traseras en sus dispositivos, WhatsApp podría ser el siguiente objetivo.

Parece ser que estamos ante un nuevo conflicto en las telecomunicaciones. Si hace unas semanas era el Gobierno de Estados Unidos el que comenzaba una batalla legal contra Apple con el fin de poder tener acceso ilimitado a cualquier información almacenada en sus dispositivos con el objetivo de poder evitar cualquier proceso delictivo, ahora nos encontramos que otra de las grandes empresas de comunicación está en el ojo del huracán: Whatsapp podría ser la siguiente.

Según indica The New York Times, el Departamento de Justicia de Estados Unidos podría estar a punto de comenzar otra batalla legal contra WhatsApp con la intención de poder acceder a las conversaciones particulares de cualquier usuario en los casos en los que lo consideren oportuno. Todo habría surgido a raíz de una investigación que está en curso y que se ha visto frenada en seco por culpa de la encriptación de sus mensajes, a los que no pudieron acceder pese a intentarlo.

Un juez federal habría dado la autorización para que se accediera a las comunicaciones telefónicas de la citada investigación, pero no consiguieron ningún tipo de información en WhatsApp por el cifrado que ofrece el servicio. Según el diario norteamericano, se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de proceder como en el caso de Apple, es decir, ir a la justicia tratando de conseguir acceso a las conversaciones privadas de sus usuarios.

Hasta el momento, Estados Unidos no ha anunciado como actuará, aunque se está valorando la posibilidad de continuar el mismo camino que con Apple. Días atrás, Facebook, que compró WhatsApp en 2014 a cambio de 22.000 millones, anunciaba públicamente que se posicionaba del lado de la compañía de la manzana sobre su negativa a crear puertas traseras en sus dispositivos para conseguir información confidencial de sus usuarios.

La confianza del usuario es primordial.

Gran parte del éxito del modelo de negocio de estas compañías de telecomunicaciones radica en la seguridad de su servicio, por lo que el cifrado de la información es primodial. De hecho, esta situación provoca que incluso las propias empresas no tengan manera de leer esta información, por lo que su negativa a crear puertas traseras para los servicios de seguridad sólo se basa en la razón de no perder la confianza del usuario.

Aún queda por ver que medidas tomará EEUU en el caso de WhatsApp pues, según confirma NYT, dentro del propio Departamento de Justicia existen corrientes distintas sobre la manera de proceder. Pero sea como fuere, Facebook ya ha sufrido en sus carnes esta situación: hace sólo unos días, el vicepresidente de la compañía en Latinoamerica, Diego Dzodan, era detenido por no compartir información en una investigación en curso.

No hay comentarios.

Deja un comentario